miércoles, 10 de septiembre de 2008

La bola de cristal y Guinga

Tras la anterior entrada, me corroen dudas: ¿Cómo es el escáner de Vladimiro Barrowman? ¿Tiene incorporada una bola de cristal? ¿Un palantir? ¿Goza de acceso discrecional a umbrales del tiempo? ¿Apareció en el monte Sinaí, junto a las tablas de la ley? ¿Es el causante de los agroglifos? ¿Sabe de su existencia el tío de Tercer Milenio? ¿Y el agente Mulder? ¿Hay jeroglíficos grabados en su superficie? ¿Cuántos mundos puede recorrer? ¿Es el Aleph? ¿lo utilizó Nikon Sevasto?

Pensaré detenidamente en todo ello. Y me leeré algún libro de JJ Benítez, a ver si dice algo.

Lo de Guinga requiere explicatio. Yo acababa de desembarcar en Zirigoza. Todas las noches escuchaba el programa de Carlos Galilea. En una de ésas, la música me dijo: “Toma, mamarracho, esto es lo que tú quieres hacer y no puedes”. Era Catavento e girassol. Galilea explicó que el autor era dentista y que hacía eso en sus ratos libres. Primero me deprimí (¿por qué ese cabrón sí y yo no?). Luego intenté elaborar una tesis sobre la influencia de las caries en la música contemporánea. Finalmente, decidí que eso tenían que oírlo los músicos con los que mejor me había entendido en mi vida: Blas Barroso y Miguel Gallardo.


Afoto de guitarro. Es un manubrio, poco más grande que un timple (espiral!!!!), con el que se hace sobre todo raca raca







Vídeo: osado fragmento de pieza guinguiana, grabado con pocos pícheles y en mala postura
video

Próxima entrada: plano exhaustivo de Santa Luisa de Marillac, 14, 3º C. Estoy haciendo valer mis influencias en el registro catastral.

No hay comentarios: