sábado, 30 de agosto de 2008

El ciruelo de Bertold Brecht

Hola, Moisés.

Ahora que haces acto de presencia en este jardín de senderos que se bifurcan, subo esta copla, cuyo título ha hecho soñar a generaciones de depravados. La cinta te la arranqué a punta de navaja, pero ves que su destino no ha sido efímero.

Casualidad o espiral: Marisol vivía en la residencia Santa Luisa de Marillac.

video

Todos al Castillo de Helmant - Salutatio Mosaicarum


Esta maravillosa instantánea no hace sino corroborar la afición por la aventura y el reencuentro cavecavernoso.
Veníamos de conocer el castillo que Helmant iba a comprar cerca de Valdesalor, creo.
Después de una noche ajetreada comimos churros y aparcamos.
Era una mañana ficticia en la que Cáceres estaba despoblada y sólo nuestros viejos cacharros ocupaban la plaza semidesértica:
Entre los Balbos y el Andrés está el camión Ebro - qué casualidad - del padre de mi vecino Carlitos. Le sigue de cerca el R-8 azul de Javi Helmant. En esa terracita era donde ensayábamos cuando nos metimos a folklóricos. Buscando aparcamiento va el 850 de Carpintxo.
En la fila central está el MG burdeos de Moisés, si mal no recuerdo...
También reconozco el R 6 de Jumanes.
Inconfundible el seína de Campurriano.
Junto a éste el 127 blanco del Vasked.
Sitos junto a Galerías Madrid se aprecian el Simca verde de Paco Pollino y la fragoneta de Los Palpi - actuales Bucéfalo.
Lo dicho, un daguerrotipo legendario elevado a la categoría de potal.

¡Esto funciona! Moisés y Paco en la Expo


¡Que sí, que esto funciona! Te das de alta, escribes cosas... ¡y salen! Por mi inexperiencia en estas lides no tenía yo muy claro si iba a ser capaz de superar el reto, pero lo he conseguido.
Enfervorizado por el éxito, me atrevo ahora a incluir testimonio gráfico del reencuentro con Paco en Zaragoza. La foto nocturna no es muy buena pero sí suficiente. Afortunadamente no revela demasiado mi deplorable aspecto en ese momento, pues el menda llevaba 8 o 10 horas de caminata y colas, y para más INRI mi pie izquierdo me estaba martirizando, al hincharse por momentos tras caerme de una escalera mal diseñada y comerme el suelo del pabellón de Italia (¡mardito Berlusconi!). De fondo, la escultura "El alma del Ebro" de Jaume Plensa, construida con letras metálicas y que es una pasada. Cosa buena la Expo. Mucha gente, muchas colas, pero el viaje ha merecido la pena, por el diseño del recinto y los pabellones (el "Pabellón puente" es brutal), algunas actuaciones que pillamos en Sudamérica y el Caribe, el insistente mensaje ecologista y muchos de los contenidos, incluyendo proyecciones en 3D y montajes interactivos con pantallas envolventes con los que mi hija Irene (y los papis también) ha disfrutado un montón. Bueno, pues ahí estamos, inmortalizados. En un par de horas que pasamos juntos resumimos vidas recientes y recordamos mogollón de cosas. Algunas me pide Paco que las vaya incorporando al Blog, y lo intentaré, comenzando por la Cantata, en una próxima entrega. Abrazos desde Cáceres. Moisés.

"Amores" - Más esquemas compositivos - The Cave Canem secret files - Legajos 630 - 633







Encuentro éste tríptico entre los archivos coétaneos.



No hay duda, por el color de la cartulina y el tema de fondo - la añoranza cavecándida- que era un conato de serie postalográfica.



Croke Antonio puede ser el Galaico, si atiendo a la escritura lánguida y ovoide...

Correspondencia paganiniana - Mitologías Cave Canas - Biblioteca Tabuloide Jamonensis - Legajos 82












Este es el vaporoso recuerdo que conservo del gran Nicolò.


Deambulando bajo unos soportales en el viejo y ajetreado centro de Génova miraba los escaparates de antiquísimos comercios. Ver a los maestros artesanos en sus talleres me recordaba cuán lejos estaba de casa.
El solito mediterráneo hacia su aparicion e inundaba de fresca alegria aquellas calles que olian a sal, pescado y orin. Tomé café y al desperezarme observe una pancarta azul enorme, de caserón a caserón, cuya leyenda era más o menos esta.
CELEBRAZIONE DEL II CENTENARIO DELLA NASCITA DI NICOLO PAGANINI.GENOVA. 1982
QUÉ BONITO PANORAMA, ME DIJE, Y PREGUNTANDO Y CON EL MAZO DANDO ME DIRIGI AL AYUNTAMIENTO. FRENTE A ESTE HABIA UNA PLAZUELA Y EN LA PLAZUELA UNA FUENTE EN LA QUE ZAMBULLI MI POR ENTONCES ENSORTIJADO CABELLO.
TODOS LOS CAMINOS ME LLEVARON A GENOVA.
SUBI LAS ESCALERAS Y AMABLEMENTE ME ATENDIÓ UN SEÑOR QUE POSIBLEMENTE FUERA UN CONCEJAL. ME MOSTRÓ UN GRAN SALON DE PLENOS CON UNA MESA Y SILLONES DEL SIGLO XIX PRESIDIDO POR UN MAJESTUOSO OLEO.
CRISTOFORO COLOMBO,GENOVESE- ME DIJO. LO CUAL NO RECHISTÉ.
DIRIGIÉNDOSE A LA PARED DE ENFRENTE QUITO UN CUADRO ALLI EXPUESTO Y APARECIO UNA CAJA FUERTE.TA TA CHAN TA TA CHAN.
EL CONCEJAL LA ABRIÓ Y HEME VOTO A BRIOS QUE ALUCINE BASTANTE.
Allí habia dos violines y un retrato. El archiconocido retrato al oleo de Paganini vestido de marinerito, perdón, con condecoraciones, que sale en todas las enciclopedias salvat y larousse
Y LOS DOS VIOLINES.EL VILLAUME DE EL DE TODA LA VIDA Y UN GUARNERIO DEL GESU,CREO, O NO.
PARA MAS INRI ESTE BUEN SEÑOR ME HACE EL GESTO COMO DE TOMA , TOMA,TOCATE UNA, SPAGNOLO, QUE SALVATORE ACCARDO LO COGE
CADA VEZ QUE QUIERE.
PERO YO DIJE QUE NI MIJITA.
Los depositó en su vitrina de crital , cerró la caja fuerte, colgó el cuadro y me obsequió con varios libros sobre Paganini que aún conservo.
Al momento zarpaba mi barco de la Transmediterranea rumbo a Barcelona
A lo lejos ya el húmedo rincón genovés.
(...)








Pasaron varios años y escribí saludando al Instituto de Estudios paganinianos quienes me devolvieron el saludo
Enviándome las VARIAZIONE SULLA CARMAGNOLA DEL DIABÓLICO MAESTRO DEL ÑIGO ÑIGO
- De "Relatos cortísimos..." Opus Citoide anteriori
PD : Bravo por Moisés - Sólo te adelanto que nuestro blog está haciendo furor uterino en el Alto Aragón y parte del Sud de la France y del Gran Sol.
En Mérida el ambiente actual es de Feria y desenfreno generalizado y son muchos los lectores incondicionales que me confiesan que lo siguen a pies juntillas.
Un abrazo y un cucurucho de chufas para todos.
Mañana toco en el Alcazaba árabe y dedicaré un temita almaridí a nuestro querido blog y las gentes que lo sustentan.
Reposdata:
Ahora recuerdo que en un posterior viaje a Cremona no encontré un sólo taller de luthería abierto- era doménica - domingo - y lo más parecido a un violín que ví fue en una ferretería una TABLA DE JAMÓN en forma ñigoñigal.
La Casa de Stradivarius estaba también cerrada pero me hice una retrataura que ya os mostraré desde la verja.

viernes, 29 de agosto de 2008

Moisés: probando, probando...

Aquí estoy, Paco, Blas... Me ha costado encontrar el momento, pero tenía ganas de entrar en esta fantástica iniciativa del Pollino. No soy muy ducho en estos menesteres, y por eso no me extenderé demasiado para ser la primera vez. A ver si esto funciona. Tras una llamada telefónica de Paco (aluciné después de veintipico años, con flash bloqueoemocional por no reconocerle la voz y parecerme que hablaba con un extraterrestre), vino un feliz reencuentro en la Expo de Zaragoza (en la próxima entrada intentaré incluir foto), y ahí sí que vimos que no había pasado el tiempo salvo por el penoso físico actual. Fue estupendo, tío. Esta opción de recuperar recuerdos de entonces, con el filtro que dan los años, que hacen aflorar todo lo bueno, es una oportunidad genial, e intentaré aprovecharla, si las neuronas que me quedan ayudan. He leído, visto y oído lo que aportais, y asistido a la incontinencia verborreica del incansable Blas. Me encantará incorporar algunas cosas, y espero que el curro me lo permita, pues ando hiperliado, pero voy a intentarlo ¿vale? Abrazos desde Cáceres.

jueves, 28 de agosto de 2008

Pequeñas migraciones


En Santa Luisa de Marillac no teníamos ducha. Bueno, ducha sí: lo que no teníamos era calentador. Bueno, calentador, sí, pero no estaba instalado. Paro instalarlo había que buscar un fontanero.  Buscar un fontanero es bastante fácil. Encontrarlo, no tanto. Conseguir que vaya a tu casa es un trabajo de Hércules urbano.

Esta situación explica el fenómeno que tanto intrigó a los científicos en aquellos años y sobre el cual se han dicho y escrito buen número de memeces: Los cinco vertebrados que, periódicamente, abandonaban su domicilio con una toalla al hombro.

¿A que ahora parece evidente? En efecto: se encaminaban hacia algún sitio donde pudieran ducharse. Los destinos más habituales eran el piso de Mari Ángeles Gabaldón, Tenti y María José, que vivían en uno de los filetes, o el de las Espitis, acogedoras damas placentinas que moraban en Camino Llano.

La solución definitiva vino de la mano de Javi Helmant, que compró dos tubos de goma e instaló él mismo el artilugio. Fue aclamado como corresponde a un héroe.

No mucho después, se nos rompió la alcachofa.

Maravillosa aportación del Dr. Vasked desde la Nasa Celtíbera y Carpetovetónica



Increíble documento referente a la búsqueda de Ítaca por Cavecamineros empedernidos.
Con cascos de B-52 o de Menphis Bell el Dr. Vasked - Mendoza - Blaki - Murgal
También apunta Antoño que se nos volaron las tiendas de campaña.
Me encanta que colaboréis en tan bella empresa tabuloide jamonosa.

Cartas desde Argentina - El Dr. Vasked anhela tocar con Cave Canem




Permitidme este salto temporal, que a su vez hila con Iquique y con algo que viví muy fuerte referente a Chile durante mi periplo escandinavo.

Mitomanías Cavecanemdosas - Enlace Campurriano











Croque fue en 1º de Cáceres - C/ Antonio Silva, cuando El Campurriano me presentó al gran Leandro, que había vivido en San Sebastián y era un consumado y consumido devorador de jazz.




Él me pasó cintas del gran Grappelli y compré todos los vinilos que de él había en Harpo.




Borrador, sin acentos, con mayúsculas, en fin, un desastre de ésta experiencia cognosciva vital escrito a horcajadas y bocanadas.
Fe de Ratas:
Mark Fosse era el guitarrista, no me acuerdo del nombre del del contrabajo.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Cave Canem in pectore

Durante todos estos años, muchas han sido las canciones que me han dado ganas de cavecanear, según el riguroso método explicitado por el maestro Blaki (Los archivos secretos de Cave Canem - Organigramas compositivos - Legajos 576 a 580 -) Incluso hubo un conato de trío, que abandoné antes del primer ensayo, poque insistían en mucho Bitel, mucho Macarni e incluso (qué poca vergüenza) mucho Bob Dylan.

Uno de los del trío me hizo conocer “Paz de Santiago”, de Luispa con Joao Afonso, que propongo a la cavecamunidad cibernética, para su ulterior desarrollo.


video

PS (Siempre pongo esto, en lugar de PD, desde que nos lo afeó la gabachada) Se oye chfffffff porque grabo unplugue.

martes, 26 de agosto de 2008

La Cantata, Segunda

Los ensayos comenzaron en el salón de actos del Santulalia, durante los recreos, que in illo tempore no había extraescolares. Pronto se puso de manifiesto que la tarea no iba a ser sencilla:

La escenografía planteaba muchas dificultades, puesto que se trataba de mover por el escenario a cuarenta personas, sin diálogos, sólo como imágenes de lo que declamaba el narrador. Decidimos recurrir a un experimentado teatrero, cuyo nombre no recuerdo.

Y los músicos no éramos capaces de encontrar muchas de las armonías que empleaban los quilapayunes. Alguien sugirió pedir ayuda a los hermanos Manchón, pianista uno, trompetista el otro, que estaban en el instituto. Pero yo tuve una idea mejor: llamar a mis amigos Blas Marchoso y Mike Goliardo. Vinieron, se unieron a nosotros y en dos minutos encontraron todo lo que faltaba, en el obrero pampino, en unámonos como hermanos, en vamos mujer, en no hay que ser pobre, amigo, es peligroso ... La música estaba resuelta. Es más, tal vez se pueda considerar a ésta como la primera formación de Cave Canem.

video

Las Musas Maonesas - de Mao, mi gato siamés - y Cave Canem - La Tabla del Jamón. 75 - Documentación incompleta de un día feliz en el Pico del Águila

















































Impresionante ristra documental - incompleta hasta que aparezcan teselas que dejé en usufructo - que habla por si sola de ésa tarde mítica en el Pico del Águila forjadora de Cave Canem - La Tabla del Jamón 75. ¡¡¡Viva la mayonesa - del Mayo francés- Musa!!!











Anexo Iquique






Pongo estas estampas para que se nos ilumine la mente fijativa, los conductos neuronales se dilaten...
Me acuerdo de los ensayos.. de que también cantaba Mike Goliard.. del Andrés...

lunes, 25 de agosto de 2008

Cantata de Santa María de Iquique. Primera aproximación

En el curso 77-78, en el Santulalia, no sé quién tuvo  la idea de representar la “Cantata de Santa María de Iquique”, de Quilapayún (no sabíamos que era de Luis Advis).

La convocatoria fue exitosa: éramos unos cuarenta. Imposible recordar los nombres y los rostros de todos ellos (hace treinta años, y yo he dilapidado gran parte de mis escasas neuronas). Estaba Tenti, estaba Mamen, estaba Manolo, que hizo el Rucio (“Usted, señor general, no nos entiende, seguiremos esperando, así nos cueste”).

La elección del narrador no representó ningún problema: en la prueba, recitó Moisés Bazán y fue ruidosamente aclamado por la humanidad enfervorecida: “Si contemplan la Pampa y sus rincones verán las sequedades del silencio, el suelo sin milagro y oficinas vacías como el último desierto”.

Al principio, en la música sólo estábamos Yayi, Alicia, Andrés Domínguez y yo. Pero eso no tardaría en cambiar.

À suivre.

 

Que yo sepa, no hay documentación sobre este evento, por lo cual subiré lo que me dé la gana.

video

Cavellini - Cartas - Bibliotecavecamonía XXVIII - Correspondencia y Hemeroteca Cavecanemda



IV




De una morada fantasmagórica al tugurio sito en el terraplén de los gitanos. Mal

cimentado sobre lo que fuera un taller de vidrio romano. Tórrida zona de Sol

omnipresente que funde las piedras y licúa las brevas. Sólo es soportable de

madrugada, con la brisa de los meandros de Don Álvaro y si viene una nube de

olor a colines y molletes de Otero.

El fontanero me ha dejado tirado como una puta colilla, a sabiendas que los

albañiles de garnacha a las tres de la tarde han taladrado la arqueta:

-“Tráeme una resilla, que la vamos a poner aquí provisional”, me ordena el

maestro.

Le acerco la carretilla con el cemento y el ladrillo al tiempo que ruge:

_”¡Ésa no, pelúo atontao; aprovecha las que están rotas...¡. Acércame, si no, un

azulejo”, mientras acelera el estruendoso martillo neumático.

Voy en bicicleta en un santiamén a casa para recoger un surtido de azulejos

floridos que tampoco satisfacen al albañil. Abandona el taladro en la cañería,

rebusca en la C-15 encontrando por fin un par de losetas de gres.

Tanto ajetreo para que no llegue a tiempo y en su lugar haga aparición por el

boquete la primera pareja de ratas.



Las cartas enviadas desde Brescia por Guiuglielmo Achile Cavellini eran

verdaderos sobres sorpresa. Con la foto que me ha enviado subido en una

motoreta acorazada pintada verdiblanca estoy sobreimpresionado. Jamás llegué a

conocerlo en persona. Cuando llegué a Venecia sus pegatinas estaban por todas

partes. Él, se denominaba pintor “historicista”, vocablo que inventó para abogar

por el reconocimiento en vida de los pintores. De los sobres salían fotografías,

postales, libros de familia lujuriosamente trucados en preciosas ediciones.

Cierta vez, recibí una misiva con pegatina adjunta en la que dibujaba, en blanco

sobre rojo, una vaca despiezada y en cuyos fragmentos situaba a diversos

pintores. Mi nombre lo situó en el frontispicio del animal.

Me llaman Luigi en un pueblo castellano, de adustos y cejijuntos brujos

zamoranos, y lo más que poseo es una ristra de ajos galardonada en la feria de

las Tres Cruces.


(…)


De “Reloj de un sereno” - Obra citada – BBBlaki – Artkeo Atrivm Editions






































domingo, 24 de agosto de 2008

Bucéfalo - Festival de Puebla de la Reina, hace unas horas...








video

Teatro para Nuria Espert, Dario Fo...y para Paco Pollino







Tanto por tus aportaciones básicas al cavecanivalismo como por tu valía dramaturgico-ludico-literarias serías merecedor de tan insigne y egregio obsequio.. pero no soy yo quien lo decido pese a ser su sumo hacedor sino una comisión de sabios entre la que quizás ya estás tú, pero que en tu modestia sin fin has evitado confesarme.



Que yo recuerde se entrega cada 5 años a alguna personalidad relevante del mundo de las bambalinas- Premio Scaenae.
P.D. - Próxima entrega - Coletazos del Verano - Ayer en Puebla de la Reina (Badajoz)

Teatro

Me fui a vivir a Mérida en febrero del 77. La afición emeritense al teatro se manifestaba de dos modos bien distintos:

1) Nos colábamos una vez tras otra al Teatro Romano (saltando la tapia). Vi Fedra cinco veces, sin llegar en ninguna ocasión al principio. Es que no era fácil, el camino estaba sembrado de peligros en forma de vigilante. Mi maestro saltador fue Manolo Perdigón.

2) En el Santulalia había un grupo que estaba preparando “Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín”. Lo coordinaba un profesor de literatura, que siempre era propuesto para Director del centro, con un porrón de votos, pero que era indefectiblemente rechazado (del PTE, prochino, demasiado rojo) por las autoridades educativas, en beneficio de Joaquín González, el de latín. La obra contenía varios poemas a los que había puesto música Alicia Bazaga. Mi colaboración se redujo a tocar la guitarra con ella.

Este grupo fue el germen de donde surgió la idea de representar la “Cantata de Santa María de Iquique”.

PS: Se agradece este nuevo trozo de tu novela, Blaki

sábado, 23 de agosto de 2008

Reloj de un sereno - Novela - BBBlaki - Artkeo Atrivm Editions







El reloj del sereno. Décadas cubierto de polvo espeso en la esquina más

septentrional de la trastienda. En el altillo ulterior junto a un mohoso estuche que

contiene otra antigualla: una precisa máquina de pivotar francesa decimonónica.

Uñas al guarro:

Abramos la funda del reloj blindado. Es de cuero gordo y rígido y semejante a una

cantimplora que llevara cualquier soldado extraviado de la guerra del catorce.

Encajamos en una de las tres cerraduras la orejuda llave y donde esperábamos

ver un sofisticado mecanismo de ruedas dentadas y muelles espirales hay

cartones, papeles de calcar morados, azules cobalto y negros.

Adosados a este mazacote blindado cohabita otro hatillo de papeles amarillentos

circulares, numerados en dos círculos concéntricos señalados con picaduras en

las casillas extremas.

Estos cartones nos cantarán el bingo de esta historia, aclarando el recorrido

geográfico del relato en los agujeros del papel, como en los grabados

calcográficos al revelar la hora, el minuto y el lugar de cada hecho narrado.

Prueba documental infalible pues hay una llave que corresponde a una cerradura.

La imagen desdoblada de este grabado y la impronta del

monotipo.


El reparto, los personajes:

En el polígono Carrión, en un predio alambrado, justo al pie de los restos de los

muros del cortijo, he dejado caer los laminadores. Dos estructuras muy sólidas de

hierro y acero cortén abandonadas a su suerte. Las perderé. El primero que pase

las subirá a trancas y barrancas a un remolque y se las venderá al Culebra o a

Fumanchú en la chatarrería.

Ya las añoro; llevan dos días a la intemperie y me muero de pena. Iré a verlas esta

tarde, si es que aún estuvieran allí, tiradas. Pesan un quintal, pero las elevaré

como un Sansonito sobre la tierra, las embadurnaré de aceite de la cooperativa de

Guareña. Voy a vestirlas con sacos de plástico y momificadas esperarán a que

abra el nuevo taller de orfebrería donde tendrán su espacio y suelo firme a

perpetuidad. Junto a los centenarios yunques y la vieja prensa de estampar.



A poco de levantar los primeros ripios y arrastraslos hacia la bolsa negra de

basura comunitaria los guantes se habían hecho trizas.

Oxidados y enmohecidos sobresalían en un volcán polvoriento de yeso, cemento y

zotal los estribos y bozales de la yeguada de Ramón Escoriza, alias “Rufo”.

Alisando con las palmas al nivel de los años en que Villamargarita estaba

habitada, los surcos fosilizados en barro caleño de las ruedas de la Serré, un

cochecito a tracción de dos caballos blancos con las crines emplumadas, se

ahondan junto a las palmeras datileras.

Un aire fresco de la Sierra de Arroyo esparce el hedor proveniente del pozo

cegado orientado hacia Calamonte.

Aún aguantan la acacia y la higuera en el árido páramo pendiente de expropiación

forzosa a causa de la autovía. Florecen los chumbos donde vienen a morir los

mastines.


Me propuse ahondar en tierra virgen con mejores utensilios y la certeza de que

hallaría algún documento u objeto que justificase ante los pocos vecinos

colindantes mi presencia en aquellas ruinas de cortijo cada crepúsculo. Alarmados

los perros, la silueta del campesino saliendo del silo se recorta nítidamente ante la

cantera de Carija.

Mi anhelo es hallar el mapa de hule amarillento de un tesoro ya encontrado hace

milenios vuelto a trazar cada siglo con otra tinta. La ubicación del cortijo está en la

misma intersección de todos los caminos, en el eje de la rosa de los vientos.

Aupado en la mampostería, mirando hacia la Meca de Almería diviso a Ramón

“Rufo” galopando junto a la reala de galgos sobre los viñedos de Tierra de Barros

con su coraza de esparto. Mejor vista tendré aupado a las colinas de espliego de

Torremegía.

En suelas y espuelas de Rufo viajan como polizones las semillas de Oriente,

Polinizando las vides a su paso, al trote y al galope.


Tras un somero bosquejo de su villa natal, Velefique, en la sierra almeriense de

los Filabres, Antonio Martínez añade notas en su libro manuscrito:

“El esparto constituye una de las mayores riquezas... (para los contratistas),

siendo esta región “la tierra por excelencia del tomillo y del esparto” y por ende,

“del hambre y la miseria”, como lo demuestran de uno u otro modo infinidad de

cantares y refranes como estos:

Cantar:

En la tierra que hay tomillo,

atochón y mucho esparto,

ninguno muere de ahíto
ni de pan se verán hartos


(...)

Ayer
















Noche de ribaibal la de ayer: Larguéme a ver a la Bullonera y a Labordeta. El abuelo sigue haciendo canciones, con verbo preciso. Subo la de la libertad (recuerdo a Lola Galán, sentada en el suelo, cantándola con entusiasmo). Los lomos que se ven (es que yo estaba detrás) son los de José Antonio, Eduardo Paz (el bullonero de "Aragón y ...") y (nada es perfecto) Carbonell. Los músicos son colegas: Alberto Artigas, Eugenio Gracia, Fletes, Josu Ubierna y Toño Bernal, cavecalenturientos en potencia.

video

Mañana de cruda realidad la de hoy: Mi hijo me pregunta a qué hora llegué y ni siquiera me deja mentir.





Jazzpacho - Extremadura - Fonografía arcaica - Grabado en Hervás

video

Jazzpacho de Extremadura - 1979






















Evidencia temporal:

JAZZPACHO de Extremadura nació en 1979
JAZZPACHO de Andalucía nació en 1989


Con vuestro permiso me remito a documentos:

Voy al desván.




Eyaculaba el año de 1999.
Iba para Córdoba a por materiales para el taller con mi amigo El Webbi al cual habían diagnosticado una terrible enfermedad.
Pese a su estado delicado, insistió en acompañarme y llevar él su auto.
Conducía su Seat Ritmo y yo copilotaba un poco amedrentado por si pudiera tener las facultades de concentración
suficientes para sortear tanta curva de Sierra Morena.
Una curva entrada a demasiada pastilla e hicimos trompo y cuneta.
Otros vehículos pararon y acudieron en nuestra ayuda.
Afortunadamente todo quedó en un susto.
Paramos a tomar un café en el restaurante primero que divisamos.
Le heché un ojo al Heraldo o al Diario de Córdoba, para mirar la agenda de espectáculos y exposiciones y…¡¡sorpresa mayúscula!!:
Jazzpacho actuaba en el Gran Teatro de Córdoba junto a Iturralde y alguien más que ahora no memorizo.
Le comenté la coincidencia tan flipante. Pero, por más que le explicara a El Webbi no podría entenderlo enteramente pues nuestra amistad se remontaba a tres años atrás y no vivió las actuaciones en El Pope, en Alcandoria, en El Palomar, en el J&B de Cáceres –en el Gran Café de Cáceres (Willy, el inglés, no olvidar, Tronko, Senano Sardinha, bateras, la gira histórico-legendaria del año 83, Antonio el Gallego, cartelista y armónica, bateras, Mario Pulido, Miguel Goliardo, guitarras, Diego Regodón al contrabajo,,,), Concierto mítico en El Corrillo de Salamanca, Concierto en Radio León, en la discoteca 2003 de León, jartos de morcilla, en Burgos, donde se nos unió una cantanta de ópera y su hijo con la flauta travesera, en Santander, pletóricos de chistorra…de esto ya había llovido.

Voy a buscar el documento, joer, que menrollo comuna persiana.





Mi reacción fue de quedarme tumefacto o estupendofrénico:
Yo actuaba esa noche en el Gran Teatro.
A cualquiera se le podría haber ocurrido ese nombre..
Al fin y al cabo tampoco era para tánto.
No había que hacer un drama de ello.
Si en definitiva nuestro Jazzpacho extremeño nos juntamos de pascuas a ramos y no hicimos ediciones acústicas ni fonográficas- años 79-80-81-82-83-84.
Ese nombre se me ocurrió cuando Juan Villa, gerente del Jazz Bar y del Pope, aficionado al Jazz por antonomasia de Mérida y Almendralejo (Ciudad de la Cordialidad) me vociferó entre tema y tema durante la actuación:
“Eh, Blaki, vaya gazpacho que tenéis liao..!!”
Y se me iluminó la molla al aparecerse letra a letra ese nombre tan gasterópodo.

Olé los güevos de éste grupo cordobés homónimo que tánto triunfa donde va.
Lo considero una coincidencia si no fuera por el testimonio de Nono Blázquez, Lolorenzo Lumeras y Paco Blázquez.
Dejémoslo estar.
Deje más Lone Star.
Besos para tod@s.