miércoles, 15 de octubre de 2008

Sin palabras. Supervivencia











































video






















Sin palabras
Besando la tierra cavecana


Desolado


Salvado
No encuentro titulos


Lucha agónica
Consciencia

Llevaba enmarañadas dos performances meditadas el viernes como una actividad personal artística en el viaje familiar a Isla Cavecantilla.
No era empezar con buen pie llevar semejante vehículo a una performance de alto contenido social pero como las ideas iniciales tenían un toque retro y hasta kish decidí a última hora personarme con él en línea de playa. Para con ello marcar aún más el carácter performántico de la acción.
En una introducía en una botellita de ron un pequeño carboncillo fechado en 1946 con un retrato femenino y en el dorso mi propia dirección, para que quien la hallase, en Cipango, Catai o Pascua acabara enviándomela; es un suponer.
Qué idea más trillada, pensé. Qué personalismo más autoabsorvente, me dije.
Después cavilé que quizá a la persona retratada no le gustase ese viaje por la inmensidad del océano o hacerse añicos contra una roca del acantilado.
Esto me llevó a pensar que el cristal de la botellita cortase a quien anduviera descalzo por la costa, como a la Rosalinda de Zeca Afonso.
Sumé inconvenientes y anulé semejante bobada, en un principio plena de buenas intenciones.
¿Se recogen del muelle los vidrios de esa botella que se parte en cada casco bautizado?-me inquisitorí

La segunda me pareció mas factible y enredosa y más próxima a nuestro entorno creativo-existencial.
Consistía en modelar con plastilina roja unos roedores, en plastilina blanca los ojos y en negra las pupilas, cejas y bigotes. A algunos se les podría hacer chalequillos negros o camisetas a rallas y gorros marineros del mismo material.
Simultáneamente arbolamos la tabla con sus velámenes tensados de barlovento a sotavento con telas de cáñamo dispuestas a lo 4,70 de eslora y disponerlos a navegar.
Si fuera pueril en exceso la plastilina, modelaríamos con una mezcla de arena, cola y pintura y la ropita podría hacerse de algas o pequeñas conchas.
Pero el temporal acaecido impidióme ésta segunda performación:
Por más que llevara ya hechas las figurillas del hotel no podría botar la embarcación.

Al cabo sólo se me ocurrió ésta idea que os muestro en grabación confidencial.
Sin ánimo de darla a conocer a nuestros lectores sin que previamente pase los controles y peritajes de los miembros afectados.
Inicialmente el documental nos muestra una vista aérea tomada con una minicámara adaptada a una pata de una gaviota, que tras varias pruebas tuvo que unirse a la bolsa de un pelícano para mantener el efecto steedy-cam que deseaba.
Espero que tras numerosos metros de filme derrochados éste resulte legible, tanto para expertos en flínica como a visualizadores ocasionales.
El actor elegido para la segunda parte del documental era un arriesgado y valiente turista al que contraté por su enorme parecido físico con uno de los náufragos y por sus movimientos articulados madelmánicos siempre dispuestos para la acción directa.


-----------------------------------------
Apuntes para estudio de escultura a Mosésba San (Impresor y Bibliotecónomo (bibliotecavecanémono) Virtual de Petra- Jordania):


Preparación de una escultura de Mosesba San:
Sustitución del Sinoahí por otro monte, ora Carija ora Norba Mountain
En los brazos del humilde coloso la Tabla del Jamón con el decálogo cavecaniano
Los ojos encendidos de perplejidad al contemplar a su pueblo adorando una Isla de Mulatas de Oro
Representar en sus manierismos tabuloides a los personajes – Afirmar nuestro amor miquelangeliano por Laocoonte.
Inclusión de elementos ratimorfos contrapuestos al antropocentrismo.

No hay comentarios: