martes, 21 de octubre de 2008

Pasión por La Traducción II - Finaliza el Cursillo sobre Lvthería Ccana. - Agrimensuras - Trio Berrendo

video





SUITE BERRENDA PARA INSTRUMENTOS VERRACOS
EN MI BEMOL, OP. 696

Artkeo Negresco (1884- 1951)

ACTO I - Nocturno

Paisaje estelar desde la ventana . La cámara recorre y encuadra el marco de madera
y prosigue por tuberías y vigas hasta un nido de golondrinas en la lámpara.
Las plumas de las aves se tornasolean de colores ultravioletas al modo de
cigueñas negras.

ACTO II- Andante ma non troppo
La imagen cenital se aproxima lentamente entre débiles haces de luces nocturnas
Los focos del cercano molino convertido en club de alterne se entremezclan su color
con aquéllas.
El contrabajista yace culo en pompa con su instrumento roncando. Al girarse apoya
la cabeza sobre el diapasón y abraza la tapa armónica. Su mano se pasea una y otra vez
por las sinuantes curvas. La cámara toma primeros planos de las aristas y montículos, de
los ángulos y hendiduras y se recrea encuadrando desde el puente.

ACTO III- Allegro molto apasionato
Texturas de maderas y carnes entrelazadas. Metamorfosis fálica del arco y vertido de
la colada yesosa sobre el molde-matriz del contraviolincello. Peces y cangrejos agonizan
al fraguar la masa.

ACTO IV- Berceuse
Una canción de cuna anuncia el nacimiento del rabel extremarino. El maduro violoncelista
Tortelier contempla la escena bajo una encina rodeado de sus hijos





-------------------------------------------------------------------------------



Incrustaciones insípidas a la gran La traducción II de Fco. Blógkez - decano facultad zicutana:





"Nombráronse agrimensores para las mediciones de los territorios ganados al mar por la huestes gaieumbari con el fin de delimitar un mapa renovado de la Cavecania.
Al extenderse hacia las costas lusitanas y penibéticas los cavecántropos asimilaron costumbres, cantos y ritos ancestrales de los nativos indígenas.
El instrumento que hoy tratamos es el Rabel extremarino, tetracordio con caja de resonancia formado por concha de zapateira do Al-Garve, trastes de erizos y mástil de encina con pátina de líquenes. A diferencia del tabularpa o de las harputablas (modalidad de la anterior para funciones en cabañas lenocinas) el rabel extremarino táñese sin plectro, ora nacárido ora plumífero-como pluma de Ziryab-, sino que ha de refregarse con un arco que a su vez se ha de embadurnar previamente de resina de olmo joven no hendido ni podrido en su mitad.
El arco puede construirse de encina, alcornoque o de vara de avellano. En sus extremos habrán de anudarse y tensarse unos cabellos coaxiales de matriarca gaeiumbaria de 70 cms. aprox. en perfecta alineación.
Refriéguese de arriba a abajo en sentido perpendicular al tetracordio hasta que deje de emitir un ruido chirriante y carrasposo.
Si raspa, buena señal, estamos avanzando.
Si por el contrario el arco nos la resbalara, habría que recebarlo de resina hasta el sinenblog".

(...)

que ya está bien por hoy.




2 comentarios:

Manolo Acedo dijo...

Me parece un instrumento cojonudo la tabularpa, al principio pensé que era un ravel. Y respondiendo a tu comentariote dire que las mejores palabras de amor las he dicho con pelos en la lengua

Anónimo dijo...

Gorrino