jueves, 27 de noviembre de 2008

Maxwell Smart


La tele fue una parte muy importante de nuestra infancia, pienso yo. Antes de que la hubiera en casa, nos reuníamos un montón de niños en casa de un vecino. Recuerdo el día en que llegué del cole y allí estaba ese cable doble negro ¡Qué alegría me llevé! ¡Y qué lejos estaba de imaginar cómo iba a degenerar, al cabo de los años, tan magnífico invento!

De aquellos tiempos televisivos en blanco y negro, recuerdo sobre todo a Maxwell Smart y a 99. Lo han repuesto mogollón de veces y sigue haciéndome gracia. Caos y Control, el cristal que le pillaba la nariz, el zapatófono, el acento de los malos (que me sirve para enseñar a pronunciar la S sonora) No hace mucho me enteré de que el guionista era Mel Brooks.


Desde luego, no se me ha ocurrido ir a ver la versión cinematográfica

3 comentarios:

Blaki dijo...

Os felicito por el genial mantenimiento de nuestra querida y amada VIII Ars.

Moisés dijo...

Yo ví mucho la serie, y me divertía, aunque no sé si aguantaría ahora el doblaje mejicano que tenía, creo recordar. Pero era un punto. Tampoco he ido a ver el flin. Hay cosas que es mejor dejarlas estar. También me llegó la onda de que Mel Brooks estaba implicado en la serie. Es un tipo capaz de hacer pelis geniales como "El jovencito Frankestein", que habré visto unas 15 o 20 veces, pero también algunas cagadas impresentables.

Moisés dijo...

Tío, pon la letra un poquinho más grande, que mi "vista cansada" no me deja casi leello.