domingo, 30 de noviembre de 2008

Los “palabros” de los Comentarios

Cuando quieres meter un comentario en el enredo este del Blog, te sale una palabra o conjunto de letras que tienes que reproducir en un recuadrito para poder incluirlo. Supongo que es para controlar y verificar los accesos, y será bueno, o imprescindible, no sé, pero eso me da igual, el caso es que flipo con las palabrejas. Dado el ritmo intenso de comentarios que llevamos, me he ido familiarizando con el proceso y han acabado por gustarme. De broma diría que si últimamente meto comentarios no es porque me interese decir algo, sino por encontrarme con nuevas palabras sorpresa para reproducir-verificar.
Y es que molan. Son de colorines y bailonas, las letras suben y bajan, y se alejan o aproximan unas a otras con cierto ritmillo.

Supongo que será un programa informático el que las proponga, de forma aleatoria. ¿O quizás no? ¿Cómo lo hacen? Imaginaos a un tipo que pasa 12 horas diarias inventando palabrejas para las miles de entradas que se producen en todos los blogs. Me gustaría conocerlo, y visitarlo en el psiquiátrico.

Subyugado por el proceso, he ido anotando los "palabros" que me han surgido en las últimas intervenciones como comentarista. Los palabros aparecidos (juro por Picasso que son todos reales), son estos:

Spepitil, tomoles, birmnt, obasion, propast, tomezoo, rerie, stedish, mootel, winicari, truseure, hylebbee, opuclop, alitivi, stfullas, embolas, peagical, odskeso, cosairte, oolog, chlypers, ackno, obeshi, butorp, minglyw, satostio, tumural, castraet, winblo, smories, urprecho, malloli, bolosh, capsio, guskeedmo, peest, zootil, dostiolo, ningüino, glóbolo (bueno, estos dos últimos no han salido, pero me hubiera gustado encontrarlos).

Algún término casi carece de vocales y resulta impronunciable. Pero la mayoría sí son viables y gozan de una extraña sonoridad. Los hay simpáticos y otros resultan sorprendentemente evocadores. Podríamos crear un diccionario bloguero jamónico, según el cual daríamos definiciones a diferentes palabros, según lo que nos sugieran. Una forma como otra cualquiera de perder el tiempo.
Yo ya me lanzo:

Embolas: dícese de la forma en que algunos gaieoumbari se bañaban en Proserpina.
Obasion: manifestación enfervorizada del público cuando Zicután o Bucéfalo actúan en Andalucía.
Zootil: insecticida para todo tipo de animales.
Ackno: culo rockero.

El "palabro" que me ha salido en el último comentario, premonitorio, es “moista”, utilizable cuando uno de los triblogueros jamónicos stá en el Glob.

3 comentarios:

Blaki dijo...

A ve si vamos dando caña a ese diccionario para los tiempos de ocio, que con éste tren "no nos vaga", como dicen en Guareña...

Blaki dijo...

Yo hoy he comentado hasta en el Narro,como es habitual.. y más hoy que hablan de Fez..

Yo, lo primero que soy actualmente es AL-MARIDÍ.

Paco dijo...

Sospecho que se trata de la lengua cavecana arcaica. El ordeñador de Mow debe de hacer algún salto espacio-temporal. Como el escanne de Blaki