lunes, 10 de noviembre de 2008

Luthierías

Al hilo de la presentación del chiflo y tras ver las páginas de instrumentos tradicionales que nos ofrece Blaki (donde como decía en un comentario falta la tabularpa), se me iluminó la bombilla y me acordé de que hay otro peculiar instrumento de viento que pertenece a la misma familia.




He aquí el “Tubófono silicónico cromático”, creado por “Les Luthiers”. Está constituido por 31 tubos de ensayo (de los que se utilizan en los laboratorios químicos) dispuestos en doble hilera en un soporte de acrílico. Los tubos han sido afinados cromáticamente llenándolos con cantidades crecientes de silicona hasta lograr una extensión de dos octavas y media. El primer tubófono de Les Luthiers lo construyó Carlos Núñez rellenando los tubos con parafina, por lo que se llamaba "Tubófono parafínico cromático". En la actualidad, los tubos están rellenos de silicona, y de ahí el cambio de nombre. El tubófono es similar a los sikús del norte argentino o a la legendaria flauta de pan, y se interpreta de la misma forma, es decir, soplando desde arriba para lo que hay que poner el labio superior sobre el inferior y soplar así hacia abajo en lugar de hacia delante. Es un instrumento muy versátil y ha sido empleado en muchas obras de “Les Luthiers”.

Buscando el dato, he aprovechado para ponerme al día de sus novedades, y en una de sus páginas he podido comprobar que en su penúltimo espectáculo, “Los premios mastropiero” (el que estrenarán en Madrid en noviembre de 2009, pero ya se ha visto en Argentina), incluyen por fin un tema instrumental (y bailable) cuyo título está totalmente construido con la letra “e”, y es el que faltaba. Me acabo de enterar. El título en cuestión es “Pepper Clemens sent the messenger: nevertheless the reverend left the herd (ten step)”. Para entender esto hay que remitirse al 15 de octubre y la entrada “Divertimento monovocálico”. (* Pronto se editarán guías de lectura para moverse por el blog, como en “Cien años de soledad” o “El nombre de la rosa”).

Sobre “Les Luthiers”, primero septeto, luego sexteto y finalmente quinteto argentino, que llevan 40 años sobre los escenarios, pienso seguir dando la vara, pues son unos genios del humor y la música. Yo los idolatro. Sólo he podido verlos tres veces en directo (¡ya se están agotando las entradas para su espectáculo en Madrid de noviembre de 2009!) pues es complicado, pero cada una de ellas a pesar de los exorbitantes precios ha merecido la pena. Afortunadamente en los últimos años se han ido editando los DVDs de sus espectáculos, que es como hay que disfrutarlos cuando no se les puede ver en directo. Durante muchos años teníamos que conformarnos con los discos (los tengo todos en vinilo desde hace mogollón), que estaban muy bien, pero en los grabados en directo, como el “Mastropiero que nunca”, te perdías toda la parte mímica y muchas risas no se entendían. He ido adquiriendo los DVD y los reveo por temporadas, y no dejan de sorprenderme. Pasa como con las historias de Gila, que son tan buenas que aunque las escuches y escuches no te cansan.

Ya sé que parece exagerado, pero de alguna forma estos tipos han marcado mi vida, al igual que determinadas músicas, películas o libros. Compañeros de viaje que la han hecho un poquito mejor. Quiero pensar que el blog también tendrá su capítulo en ese recorrido. Me estoy poniendo trascendente y no procede. Bueno, como digo amenazo con daros la vara con ellos, pero merecerá la pena. Corto ya, que esto va muy largo. Volveré.

9 comentarios:

Blaki dijo...

Magnífico megaintroito en el que sobran comentarios, pues según decían el otro día por la tele en el Congreso Mundial de Bloggeros, lo decía un periodista televisivo que no se cómo se llama, vamos, que venía a decir que un comentario malo arruinaba una entrada brillante.
Ya que he metío la pezuña, buen San, permíteme que meta ésta nueva retrataura que titulo:

"¡¡¡Me quito el sombrero..!!!

Blaki dijo...

¡¡¡Es posible que esta entrada bata todos los récords de coito-interruptaciones..!!!

Moisés dijo...

El Blog me tiene manía. No me deja intervenir en los comentarios como bloguero. Entro por la puerta de atrás. Y eso de que estoy blindao y sencasquilla el parato si picas en mi nombre no sé a qué se debe. Quiero entender que al menos podéis leer mis comentarios, yo al menos sí. Bueno, no pasa nada con tal de que me deje seguir.
Les Luthiers deberían conocer la tabularpa.

Blaki dijo...

Mira en edición y enrea un poco cuando tengas tiempo.
Francisco Blógquez vive en Cavecania.
A alguna tecla le tendrás que dar, si no es H, es B.
Yo le doy al tuntún y suena la flauta por causalidad.
Dale a editar y metes una afoto manque sea de un florero o una retrataura tuya en espiral pa disimular y !hala!.. a vernos por akí como en vidrio-conferencia.
Vivamos nosotros y nuestras proles respectivas..!!!
Que vivan los comentaristas insaciables..!!!
ÉSTO me recuerda a como que jugar a algo, tiene algo de infantilada total. De vez en cuando te descojonas akí sólo y te dan orgasmillos de escojone..!!!
Lo que se pierde la peña por no participar..!!
Que nos quiten lo bailao..!!!

Blaki dijo...

Éso tiene que sonar muy bien.
Un abrazo desde la Luthería Cavecana. Una pajo introito del carallo. La paciente labor de nuestros operarios en los hangares espero dé - ¿lleva acento? - sus frutos en breve.

Paco dijo...

Mow, al hacer el comentario, pica en Google/Blogger. Te pedirá tu clave y que teclees una secuencia de letras.

Paco dijo...

Yo conocí a los Luthiers en el coche del hermano de Mayte y Chelo Perianes (hmmmm, ohhhhh). Nos cogió a Pedro Campos y a mí, que nos íbamos a Mérida a dedo. Digitalmente, se diría ahora.

Paco dijo...

Pos yo sí que accedo a los perfiles y veo los afotos. Excepto al de Bird, que no quiere que yo lo vea

Blaki dijo...

Voy a probá esta retrataura que me hice en Cavecanarias laño pasao.
Aprovecho pa saludar a tanta peña commentativa.