miércoles, 8 de julio de 2009

La diáspora

Nuña me ha hecho llegar un emilio. Parece ser que se ha recluido en un convento con la finalidad de concluir la traducción sin que yo la incomode permanentemente (suavizo el vocabulario que ha empleado). He tardado en subir el texto porque, sin duda para desalentarme, le ha puesto clave. Un amigo hacker me ha resuelto el problema a cambio de que limpie su domicilio durante tres meses. Todo sea por la causa.


Al alcanzar la edad de dieciocho años, no son pocos los cavecanos que abandonan el hogar familiar con el fin de asistir a unas nuevas scholae que denominan Universitas. Estas Universitates se hallan en ciudades a menudo muy alejadas de Emérita: Mnorba, Híspalis, Helmántica. Algunos hablan incluso de una urbe imaginaria que llaman Matritum. No obstante, podemos afirmar que la mayor parte de ellos se asientan, bien en Mnorba, bien en unos caseríos situados río Anas abajo, que han bautizado Vah-dajjox o Baahó.


Para trasladarse a su destino, siguen un curioso ritual: Se dirigen al templo de la diosa Arremphe que, según sus creencias, accederá a sus deseos a determinadas horas del día. En el templo moran los sacerdotes de la diosa, que se separan de los fieles tras un vidrio sobre el cual puede leerse la inscripción “Hable aquí, delante del Hygiaphone”. Los cavecanos pasan de uno en uno, entonando una plegaria que comienza siempre con las palabras “Déme un billete para ...” y añaden el nombre del rumbo deseado. Luego hacen una ofrenda pecuniaria y el sacerdote les entrega un pequeño pergamino amarillo, una suerte de salvoconducto que les permitirá viajar sin daño.
Concluido el ritual, salen del templo por la otra puerta y allí se sientan a esperar pacientemente, pues Arremphe es caprichosa: se sabe que no llegará antes de determinada hora, pero puede manifestarse mucho después de lo previsto. Así, entre los cavecanos es célebre la inquina de Arremphe para con Lalus Bollinus, quien, tras haber acumulado los retrasos más inverosímiles, en una ocasión llegó tarde a la cita, y fue ésta la única vez en que la diosa vino puntual. Tras el impredecible tiempo de espera, arriba un monstruoso y maloliente carruaje, al que los cavecanos nombran de diversos modos, según su forma y color: el camello, el ter, el matagallinas, el rompebragas.

Debe de ser cierto que estos carruajes los trasladan lejos de aquí, puesto que desaparecen durante largo tiempo, si bien las ausencias distan de ser similares para todos ellos. Así, los que van a Vah-dajjox vuelven siempre el veneris dies de cada semana, mientras los que se dirigen a Mnorba suelen espaciar mucho más sus visitas al entorno familiar.

Estos viajes y estas universitates nos intrigan sobremanera. No obstante, el medio de transporte que utilizan nos provoca pánico, por lo cual habremos de buscar otro medio para seguir estudiando las costumbres cavecanas.



33 comentarios:

Blaki dijo...

Primera Impresión


Sensacional ensayo-hagiografía sobre la deidad cavecana Arremphe por el experto écrivant Laelius Seu de Pohollínez.
Como cojamos el hilo de la vía férrea no lo soltaremos hasta haberlo convertido en hilo de oro de 0.005 mm. de grosor - el hilo de Ariadna, del Bar Ariadna de Mnorba, en un nervio eléctrico-áureo que como una telaraña marilláica se está tejiendo en nuestra Cavecania Cuerpo Cavernosa.

Blaki dijo...

Comeré y lo releeré con ojo avizor

Paco dijo...

Perdonad que insista con lo del tren, pero es que me marcó mucho.

Paco dijo...

Una vez, en Carmonita (creo), se paró durante dos horas porque había atropellado un burro.

Paco dijo...

Otra vez, paramos durante ni se sabe el tiempo porque a uno le había dado un infarto

Paco dijo...

Experiencias traumáticas y desestabilizadoras de la personalidad

Paco dijo...

Eso, sin contar la de veces que se jodió el tren y teníamos que terminar el trayecto en bus

Paco dijo...

Esto último me pasaba siempre que viajaba con mi hermana

Javo dijo...

pues a mi me gusta mucho el tren, claro, que he viajado poco en tren, iba mucho antes de Mérida a Cáceres, y sin anécdotas, qué vida mas aburrida engo, jejej

Javo dijo...

el bus es muy incómodo, y el viaje que hice una vez de Mérida a Barcelona, fue penoso

Javo dijo...

me piro a dormir, talué

Blaki dijo...

O tren que me leva a la bveira do Minho...dicebat meu práim Andrés do Barrowghs.
un repoludo gaiteiro de pana sedan vestido... dixit Amanecio Pravda...
común príncipe cumprido
caprichoso e falangueiro..
mostrouse as alas a su fermeiro
que de iure de simpar...
niñha costume un cantar

hálo po la manhanzinha..

con ésta minha gaitinha
as nenas hei denganhaaaaarrrr
con ésta minha gaitinha
as nenas hei denganhaaaaarrrr...!!!



Regugigna Mix:

El tren termina en gaita
última parada Asturies...

Del olor oxidante y vaporoso, del aroma ferroso y grasiento, del enganche aórtico a Arremphe, a los caminos imantados de perfumes de Hoedenia Veneranda, Terra Hawista donde huele a Na (Sodio) y donde se come el periódico yodado con sales balsámicas, cercanas al sándalo martiral cubano.

Blaki dijo...

No solicites clemencia por tus scripts:

Lo que condiebas es un don

Blaki dijo...

"Little train to Caipria" un temazo de Phillippe Càtherine y el ha pocos anhos disparu a la contr´-bass NHOP, en plan bossa/samba.

Lo he tocado hasta al verre.
Labré tocao 1.884 veces al menos.

Empieza, intro en Bm...

Tema ppal en Cmaj7.

Al final se imita el sonido de la parada de Arremphe.


Es un temazo arrémphico-brazileiro, sencillo de acordes, difícil de roer para improptuvisar.

Blaki dijo...

Vías de jierro
Vías de agua



Una vez fui a ver dónde había caído la pelota, más allá de la alameda, cuando aún no la llamaban de Cá Arrero y al asomarme al terraplén, cerca de la fíbula pontonera que abrocha las dos Cavecanias Citeriores y divisé el cadáver desvencijado dum próbe burro...

Joé, es que tiraban animales enteros, totá...el mataero estaba al lao..lo que no sirviera pa pienso a tomal pol culo pal Anas resbalizo abajo...

Blaki dijo...

...aún veo a una puzha vieja cudio nome oculto llevando en un saco una docena de cachorrillos de perros recién nacidos... hála !!!

A tirar al Guadiana...

Qué crueldad para nuestros jóvenes corazones...
el saco lleno de perrinos moviéndose desesperadamente, previendo un angustioso final...

La realidad con toda su crudeza.

Blaki dijo...

Pero...
dejémonos de crueldades..
amorosas crueldades..

Los tiempos han cambiado, mismamente el lunes, navegando con luna aparecióseme ante mis ojos algo parecido a un gran culo de cuyo ojo inferior salía un chorrete de liquidillo...


Era Hessa Thiorva que estaba meando.
Al verme aparecer no se ocultó sino que corrió en mi busqueda.

-"Señor, señor...!!
Oí que gritaba.
-Diiiigaaaa...., dije

-¿Vienen más barcos como el suyo detrás..? me pareció que me inquiría.

-Noooo....respondí contundente y con aplomo marineiro, creyéndome que iba caer sobre proa como pichóna namorada.

Qué lejos de aquéllo, lo que estaba era haciendo retreta en un retrete de matojos improptuvisado pues 14 o 15 Thiorvas más iban a hacer lo mismo:
una rivereña y hoedeniense micción

Blaki dijo...

Bueno...
biá B mi programa favorito con toda su cutreza:

Supervivientes, ése que echan en la 1, que la pasan putas, gangrena, sed, hambre...y aluegotós se salvan..como los gavyuembarii.

Blaki dijo...

ondia---yam pezao!!!!

Moisés dijo...

Brillante, ingenioso, oportuno. Cuánto tiempo sin recuperar las historias de la Cavecania. Se nota que tienes algo más de tiempo y se agradece un montón.
Da continuidad a etapas previas estudiantiles ya en parte glosadas. Y aún queda.

Entro con el palabro "Ereroile":
Expresión admirativa utilizada por los cavecanos antiguos al tocar y cantar ritmos propios del Sur de Hispania.

Moisés dijo...

Y por si fuera poco, er Blaki en plena forma en sus comments. ¿Qué más se pude pedir?

Eso sí, lo de los perritos me ha impactado mucho, questoy muy sensible.

Moisés dijo...

No me siento muy capaz de recuperar traducciones del líber, pero a ver si preparo otra cosita que tengo en ciernes.

Javo dijo...

Moisés da gusto leerte, porque al Blaki no le entiendo ni un puñetero comentario... bueno, qué se le va a hacer!

Javo dijo...

es lo que tiene no sentirse implicado al no estar por Mérida desde el 75, chata chan!

Paco dijo...

Es que son fragmentos de una nueva novela

Blaki dijo...

Habbo lo dirá de broma...
o ...

porque tan tarugo no es

Blaki dijo...

Me imagino questá de marchondeo, pues yo me voy a Córdoba mañana y él a Kharkabosso.

Blaki dijo...

ésta Intro merece la pena que sea expuesta más tiempo, por su valor:
-literario
-férreo-umbilical
-incaduco
- de empezinamiento en el embrujo aventurero-depresivo de un motherno Martín Díaz, el empezonado

porque de histórias como ésta se nutre el alma cavecana, de 1975 o de 2009

Paco dijo...

Vab er que poner en orden toa esta historia de Hessa Thiorva, Van Khario, Liver's, Eligio Buhtta y demás

Moisés dijo...

Es un hallazgo lo de "marchondeo", palabro constructivo y sugerente donde los haya.
Sólo superado por el "ostentóreo" de Jesús Gil, que en guerra descanse.

Moisés dijo...

Las "Historias de la cavecania", aunque al principio hayan tenido ramificaciones muy inconexas, es verdad que han ido tomando cierto cuerpo y coherencia y darían juego en conjunto. Aunque no lo he comprobado, supongo que las etiquetas hacen ya esa labor.

Moisés dijo...

Croke has hecho bien en cambiarte el careto, Blaki, que parecías un terror hista.
O el hombre invisible en su fase visible.

Blaki dijo...

Todo cambia..
ya es días más tarde...