lunes, 28 de julio de 2008

Discípulos de Malicorne, émulos de Gwendal

La vertiente celtorra de Cave Canem se debió, por una parte, a la creciente maestría de Blas con el violín y, por otra, al hecho de que no me acuerdo quién me prestó una mandolina. Con la guitarra está Carpincho, con la percusión, Sardiña. Antonio se daba recias palmadas en el muslo derecho, para mostrar su aprobación, al tiempo que marcaba el compás.


video

No hay comentarios: