miércoles, 7 de enero de 2009

Aportaciones a la mitología cavecana III

Paco, soy Nuña. Te confieso que estoy despistada. Te envío el otro fragmento que he traducido. El texto podría estar refiriéndose a una derivación de la diosa “Pathera”, pues el nombre se parece, pero creo que no va de lo mismo. Ahora el autor se refiere a un dios masculino y parece no tener nada que ver. Está en relación con “Motherna”, a la que ya conoces de una traducción previa que publicó a primeros de noviembre uno de tus amiguetes después de haberme birlado un trozo de pergamino, todavía no sé por qué medios. La redacción presenta intrusiones de un lenguaje moderno que a veces también me descoloca, pero es lo que hay. Ya me cuentas. No sé si a tus colegas emeritenses les sonará.


De culto ancestral hay que considerar también al dios “Pather”, que suele identificarse como el consorte de “Motherna”. El hecho de que en algunos relatos aparezca escrito con F confirma esa relación inequívoca con la diosa procedente de la Britannia.
Dicen las crónicas, que Pather, o Father, tenía el don de preñar a la diosa cada vez que realizaba un introito sexual. Y dado que era muy aficionado al tema, los hijos atribuidos a la diosa se cuentan por decenas.

El dios era muy querido por su buen carácter y su talante protector y benefactor para con sus vástagos. Una vez al año tomaba la costumbre de hacerles valiosos regalos, y elogian las crónicas aquella ocasión en que regaló una cavecanoa a su heredero preferido, "Blákiles", un ser de doble entidad, semihumano y semidivino, similar a nuestro "Hércules", y que es conocido en los anales cavecanos por sus grandes virtudes, habilidades y hazañas. "Blákiles" aún hoy es venerado por músicos, pintores, escritores y navegantes.

Pero también tuvo hijos díscolos. Uno de los menores, citado como “Little pather”, “Little boy”, o más frecuentemente sólo como “Boy”, alcanzó una especial resonancia. Había abandonado su formación intelectual y dedicaba la mayor parte de su tiempo al ejercicio físico y el cuidado de su cuerpo, desarrollando una considerable musculatura. Aclamado por su poderío físico y su belleza, se independizó de sus padres y llegó a tener culto propio.


El culto a “Boy” se ha extendido enormemente entre las bragumbarae. Los sacerdotes, siempre masculinos y conocidos como “Boys”, acicalan su cuerpo como el del Dios y lo muestran casi desnudo. Las fieles se reúnen en ocasiones especiales, sobre todo en las vísperas matrimoniales, y eligen a una, a la que el sumo sacerdote colma de atenciones.

Como parte del rito iniciático las mujeres invocan al dios con grandes aspavientos y gritos, lanzan ósculos y miradas insinuantes, acarician el cuerpo del joven, frotan sus propios pechos y abren sus piernas. Algunas llegan a despojarse de sus prendas íntimas y las exhiben de manera impúdica. Otras ingieren vino en grandes cantidades y bailan fogosamente, cual bacantes en éxtasis, hasta caer exhaustas.

Los templos habilitados para el culto a “Boy” se han multiplicado en las grandes civitates. Aunque inicialmente las bragumbarae acudían de incógnito y con ciertos reparos morales, cada vez asisten de forma más desinhibida, lo cual provoca el enojo de sus cónyuges gaieoumbari y de los sectores oficiales más conservadores, que pretenden prohibirlo.


5 comentarios:

Blaki dijo...

Con un frio que pela por éstos lares, un caluroso y kayákico abrazo a ésta nw. intro de Mossesba llena de iconoclastia y bonhomía locomía.
Interesantes temas historicos-sexológicos que desmenuzaremos poco a poco en ésta nuestra Tabla salvadora allende las aguas caldas.

Paco dijo...

Nueva luz sobre la cavecania y sus mitos. Mu bien.

Paco dijo...

Tengo en mis manos un artículo, del profesor Dolabara, sobre los cavecanos en Mesopotamia. Lo malo es que está en árabe, porque ha salido publicado en el semanario iraquí "El-Enterao".
A ver cómo hago

Blaki dijo...

Valiosas aportaciones mossebanas que nutren la Tabla de algo más que de consabida termita y carcoma inánime engullista sino de sabia agüillosa en pos de una lúdica navegancia empírica del hecho metafísico.

Blaki dijo...

O bari nows and trabel sings

O bari nows and travel sings

O bari nows and trabol


O bari nows and travel sings


Glory aleluya