martes, 16 de junio de 2009

Mnavegançia 131 : Rio bravo, “The Thempest”

































































Largo mnãoazgo de domingo de Juño:

3 - Mnavegançia 131 : Rio bravo, “The Thempest”: Descenso del Hurra en plena
tormenta.

El brusco cambio climático y tanta cirugía a la que ha sido sometido está provocando éstos vaivénes en la bravura de las aguas negras del Hurra.

Arriesgadas paladas entre oleaje y fuerza insospechada de sifones, corrientes, grifos, cloacas, vendavales, secreciones, adelfas, ánades, anaximandros y anaxioménos.

Recordemos que el rio es un camino que a su vez camina.

Ni rastro de olor a excrementa de garcilla, ni capa superficial de nata orgánica.

"The Tempest" todo lo borra.

17 comentarios:

Shandy dijo...

refrescantes imagenes tormenteras

Javo dijo...

imagenes tormenteras, pero chikeninas, que no enteras

Blaki dijo...

Sos quiero

Blaki dijo...

Paije questo no le dice ná al Lalo:

LA QUITO, PACO??

Paco dijo...

Qué coño vassa quitá, joé, siesque no ma dao tiempo amirar tó, questao aniquilando alumnos!!!

Paco dijo...

Que me dejao tos los últimos intros sin disfrutar

Paco dijo...

El rio es un camino que a su vez camina

Paco dijo...

Qué bonito

Paco dijo...

Guapísimos los afotos con esa luz!!

Paco dijo...

Pero la nao vacía y volcada sugiere derrota o desfallecimiento del navegante

Paco dijo...

Me niego a creelo

Paco dijo...

Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña.

Paco dijo...

Lo mismo cabe decir del que navega

Paco dijo...

Navegar é precisso
Viver não é precisso

Heráclito dijo...

Son distintas la aguas que cubren a los que entran al mismo río.

Blaki dijo...

Gracias ése Fco. Pacután



Ahora con la caló hay que tené muicho cudiao con los desfallances

Moisés dijo...

Hace ya bastante tiempo, hablando de la Cantata de Santa María de Iquique, nuestro rebautizado Pacután comentaba cómo al iluminar al obrero con un foco desde abajo, se usaba una luz genital, en lugar de cenital.
Eso sí qués un brillante comentario.

Pues bien, viene esto al caso porque en el vidrio de Blaki hay también lo que podríamos llamar un "plano genital", al colocarse la cámara en la entrepienna para filmar los rudos brazos paleando ante el cielo azul.
Maestría flímmica.