domingo, 11 de marzo de 2012

Mnv. 352 - Gesta del Kogo-Yoodo

III Siñogramas de Peer Hawista que poen reflejar la luminosidad y el colorido cromatoso de la sigular mnavegâmçia, la cual, por sus caracteres épicos ha de ser tratada como de Gesta grandiosa en la paleada curricular del cuarteto ananauta.
Mardugón del conde Olinos con quedada el gasolfineira de Carija y de un tirón hacia rutas salvajes del Alto Anas.
Con tó los achiperres y talegas stánacas diegamos hasta Orellana la Vieja, aónode se pilló un pan rural de 2 kilos para hacer frente all nueso voraz apetito.

En una ensenada próscima al muro - the wall - del océano embalsante y pertina al elitista puerto deportivo se botaron las naos debidamente pertrechadas con víveres para una luenga mnavegâmçia, que, a todas luces, se avecinaba mítica pa los restos.
Las afiladas piedras de la costa zaherían los cascos incidiendo en toda la obra muerta de las alegres embarcaciones.
Lorenzo apretaba trepando en la lejanía del castillo de Puebla de Alcocer, única referencia en línea tangente a la meta propuesta: el arcano puente del Kogoo-Judo o Yoodo - calbhi,n phalve -
tan recóndito en nuesas memorias pesquiles que dudamos hasta de su situación provincial en los extensos prados pardos de la Pre-Siberia hispano-cavecana.
Turnándose en el liderazgo de la expedición los remeros vólgotas se echaron a un mar inmenso de habua dulce con aroma de cantueso y encina, de retama y brea, de carpa acre y ocres blacblases, de verdana transparencia, en una sucesión de islotes y penínsulas, con paleo alto y decidido.
Una inmensidad dejà vu en otroras jornadas pesquiles de nuesa obsolescencia, mas agora batida milla a milla con la fuerza motriz dell nueso vetusto musculamen rearmonizado a lords cincuenta.
Tras una extenuante marcha los síntomas de hartazgo y canasánacio hacían mella en losrds ananautas sólo absortos en alcanzar a ver lo que se ocultaba tras ése despeñadero en roquedal majestuoso.
Transcurridas cuatro horas desde la botadura al doblar el enésimo cabo a la izquierda la estupendofrenia nos inundó:
Arribamos al puente del Kogo-Yoodo, fíbula del oceánico embalse, confín de la cigueña negra, morada del lucio mandibulero, de temible aspecto kayáquico, de feroces fauces, riquísimo en croquetas.
Si cieron daguerros mas la Olympvs se extravió a la vuelta y aún no se han revelado sus negativos,
A título histórico se muesan unas images captadas de la guez aónode de constata lo insólito del profundo tajo, fíbula arcana del pantano.

FICHA TÉCNICA

Palistas laureados Mnv. 352
----------------------------
Almirante Expedicionario : Josif Menyer
Contramaestre Verdogal: Jacki Hologuer
Proel Avieso : Ernonio Balázaque
Timonel Narrador: Peer Hawista

Recorrido: 48 km - Dida y rivolta a Kogo-Judo perimetral e interinsular
Talegas stancas:
Anchoa y pimento en Tabla rasa a lo Menyer.
Paté de nerval y ganso ex-aequo y a granell
Choro regio en generoso lonchamiento
Jamón en taco con guebo uro
Magro de jabato siberiano
Zumo de orca asesina
Pan del pueblo viejo orellano - 2 piezas de 2 kgrs.
Tomates Huerta
Tomates Cherri
Tomates Pera
Berbigaos
Naranja
Manzana
Turrón
Plajo
Intercambio de botines pirreteros

Sólo reseñar que antes del papeo benedicto Menyer & Hologuer ascendieron a la cota máxima del desfiladero continuando la irresistible ascensión de la serie minor de lords Ochociénetos, siempre en vigor en nuesa Talva.
La vuelta con los estórgamos plenos se realizó escalonadamente hasta las primeras diez millas.
El resto del trayecto fue un sálvese el que pueda en extenuante paledo más propio de tritones que de titanes.
Una Gesta para los anales del Liber Gayumbarii. El tiempo colocará ésta mnavegâmçia en el anaquel áureo del habuismo paleativo.

Se insta desde nueso foro cavecano a que la Federación Internacional del Palo incluya ésta disciplina como olímpica pos al diegar al pueblo y celebrar la Gesta se nos comunicó que la competición más ardua realizada en ése volumen hábuico consistía en diegar al puente, distancia en nueso caso doblada y tal vez triplicada al no ser trazada con tiralíneas la legendaria ruta, sino bifurcada en istmos y ensenadas ignotas y al despalear lo palado hasta el límite de lo indecible.
Enhoragüey a tox.







8 comentarios:

Pedro Arruebo dijo...

Wey!

Pedro Arruebo dijo...

Mogoddllón d'íntoros!

Pedro Arruebo dijo...

http://merida75.blogspot.com/2012/03/mnv-352-gesta-del-kogo-yoodo.html

Pedro Arruebo dijo...

A B

Pedro Arruebo dijo...

Siñogramas

Pedro Arruebo dijo...

Téqueseto en calbhe pristino

Pedro Arruebo dijo...

Quatro annautas

Pedro Arruebo dijo...

La multiplicación de los panes, los pejes, lords annautas y las botas de vino