miércoles, 16 de diciembre de 2009

Máxima mordida en el mentón por un foxterrier

“Quanta vivencia obleada
En antieznos cursidios de blues
Como plat-peís d,um gusto exquisito
Para antiplaho no sinfundo sirawa”
Canto General Arremphano – 1955

Lied XIX

Ma exime für Xterrier

Máxime Folk es antier
Más gime foreste hier
Me exigen por doquier
Mae, síguele a Migüel-lh
Má, exíjele a Foutre Rire
Masín Lefoguetiè
Más, sin el foguear
.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Mentís en Menton
Mentáis Menton
Andy Vass con Menton
Pi i Mentón
Pímen, ségun, terce

Pire Náico, áico, íaco, áico



Eclosión panegírica de Mow.Magníficos periplos parisienses u obleas de la juventud radiante del impresor y magistrado cipangués.¡Cuánto esparcimiento en los años mozos, en los antaños bozos, en los pontoneros gozos mowensanos!Repienso y repanocho en mi encuentro con Le Foxterriégmo Maxim,s en la ville de Menton - France, cerca de Mónako, crow, adh-lhá por el cátrevan deux (1982).Yo iba con Diego de Obras Públicas, Rafael de Alcántara, José León, Casimiro de Sande, Alfonso de Milialejo con una furgoneta que salió ardiendo en Perpignán.Tras su reparación paramos en un páramo a atiborrarnos de malocotones.Al día siguiente nos encaminamos a Saint Michel.Aluego a Saint Raphael.Ansina a Sain Tropez.Otra jornada en Niza.Alugo a Mónaco.Hastarnúo diegamos a Menton pueblo onde el propio Foxterrier tocaba en un bar con el piano de pared según se entraba a mano derecha...
Lo tengo tan grabado a buril porque a buen seguro que cuando el Maxime me invitó a que pasara y le oddiera cantamañanear me acordaría de Lalo Bohollino, que dada la luenga distancia que nos separaba no alcancé a dar incumbamçia.Lo tengo flasheado en fotolito en el córtex.Algo me dice que ésa presona fuera él bismo.No sé si aún vivirá o es un mito, un perro de raza o un cruzado, pero en el fotolito se aprecia la luz sobre los encalados del pueblo y el marmóreo umbral. El azul claro de las cenefas tambien se aprecia.El bar era estrecho.A contraluz veo la figura cantaperruna del máximo fox-retinto que en franc-masón me invitaba a unirme a su bulla.Foxterrier Maximotto tecleaba un vetusto foxtrot de la Twenty Century Fox.
Si por entonces hubiera sido consciente de la máxima foxterrenal adicción de Mow hacia su presona y cantançia hubiérele zapatophoneado raudo y veloz comol viento.Pero para viento, el que aquélla tarde agosteña boreaban los acantilados de Menton Sur La Mer.Tras sortear numerosos bosques, viñedos y vías agropecuarias acampamos justo en el acantilado con vistas al Mare Nostrum.Nos desperdigamos. Olía a sándalo.A costillas asadas.A jabaluno rôtìe.Al cónyo shuprima.A Pachuli.A Chanel.A oblea.A parisiennes.Un aconteçeu iba a tener lugar a escasos metros de la cornisa mediterránea que daba a mi buta vida un giro de 360º tournarounds o tornaráunds o como cogñio sen dirga y que obnubil-home décadas la cognoscittà del Photos-Xterrier.(...)de "Relor d,um sèréio" , emisión dual en phalbe vulgar.
1

No hay nada mejor que te den un empujoncito, no en el acantilado, no, sino que gracias a ésta intro mowsista ( "Comentarintroito musicaloide evocacional" ) el impresor y ángel custodio del Liber ha obrado en mí como contraveneno/bálsamo del olvido y el neocórtex, no quitando lo valiente, ha recuperado la segunda parte de mi aventura con ése Foxterrier que ahora nos ocupa.
El buen hombre me invitó a pasar haciendo ademán de que desnfundara el ñigo-gnigo.El ñigo lo había adquirido en la Casa Parramón de Barcelona y sonaba como la madre que lo trujo, no en mis macarras pezuñas, sino porque era un buen tabularpa de vrefregamiento y fetiche inseparable.Phaus, esto es, Fox inicio el archiconocido Jélou Doli.-"Macanudo, ché"... autoesgrimíme...Me la sé"Fue el tema que tocamos. Lo estoy viendo y oyendo.A continuación nos dimos a la bebida, como no podía ser de otro modoFin de párrafo.
Sólo un evento mayúsculo superaba ésa misma tarde el hallazgo en una taberna del afable Fausto Terrier.
Sumido en un asfixiante colocóncio deambulé por los peñascos deajando que Bóreas azotara mis caldas y amplias sienes, más que sienes, dosciénnes por el perímetro craneal del infrascripto
.
Tropezaba con los vientos, en ésta ocasión los vientos de las tiendas de campaña que en temporada alta abarrotaban la cornisa.
En un puesto de postales adquirí una lata de espaciada.
Apuré su bebestible y volví al postalero a por un cucurucho de maní.
De nuevo sucumbí con otro cordaje de campaña, cayendo de carambola en una tienda al azar y por ende en una colchoneta floripondiada que a tóax luces no era la mía.
Desperté y acordéme de súbito del cónio del ñigo “Neurot, faciebat 1799”, que así se etiquetaba y su arco pernambucano reparado meses atrás por Roberto Coll en la calle Valverde de Madrid.
Como si de un sueño se tratara aparecieron ante mis ojos cuatro hadas madrinas, cuatro:
Rubia, morena, rojilla, castaña.
No era cierto aquello.
Lo de por la mañana con Foxterrier tampoco.
No podía de de de serlo.
No podía de de de desearlo.
Hessa, Baia, Hatchia y Khomostala empuñando sus tabularpas de refregado de calibres diversos apuntalándome y blandiendo sus espadartes crineales hacia mi, que yacía desarmado en ése confortable saco acolchado.
No podía ser pero mabía tocao la china.
Me la jiñaba yo.

Hasta ése momento sólo había escuchado de boca de mis compañeros de cole algunos relatos de cuando fueron cinco de ellos, muchísimo antes de primero de blues me refió, a Alemania de excursión con los pepes salesianos y en un campamenta o castro las niñas teutonas se empelotaron sin cortarse paná delante de éddil-lhos.
Se les subió algo más que el pavo.
El puto pavo y con esto y un bizcocho se cierra el círculo en torno al Foxterrier que siempre se mordía su propia cola en un ocho excaléctrico sin remisión.
Ahora reberberecha el circuito cerrado de Praöll TV y en la onda se entrevera unas cuatro letras que páije fueran del franc-masón Shörd do Tàpies:

Nevazón - Lied XVIEl Perineo El Perineobédia paralbra:El Perineopicotudos y pitonudos.Tethis d,HispaniaEl Perineo très llhelè¡quiún trineo,quiún trineo!de cuarenta caveperritosFer un pantalón de yipe de Yipónpra redesbalar ambsiboso pro tus mucczios faldomçs...Lo que tié cavé pahílo que tiéca BLo que tié cavé pahílo que tiéca BFer un pantalón de yipe de Yipónpra redesbalar ambsiboso pro tus mucczios faldomçs...Lo que tié cavé pahílo que tiéca BLo que tié cavé pahílo que tiéca BEl PerineoEl Perineobédia paralbradil-lhérguense picotudos y pitonudos.!!O eco éco, éeeco , éeeecoooo, cooo, ooo..!!dil-lhérguensepicotuuuudpicottttpiccccpppp..!!!






































































15 comentarios:

Amelio Pod-llino dijo...

Cawen, que con el coñol feibu mabía despistao y hay dos nuevos intros!!!!

Amelio Pod-llino dijo...

No volverá a ocurrí!!!

Amelio Pod-llino dijo...

Qué travesía a través de casi tol santoral!

Amelio Pod-llino dijo...

Imprevisibles, impredecibles, impensables, inimaginables, inconcebibles, insospechables son los vericuetos, meandros, recodos, recovecos, rincones, giros de las industrias, andanzas, aventuras, peripecias, eventos de nueso Peer Hawista

Amelio Pod-llino dijo...

Teutonas Empe Lotte y tó

Amelio Pod-llino dijo...

Ya cablas d'eddio: pakí está nevando, pero con timidez

Sha dijo...

que emocion de relato,
con esos pares de cuatro
ñam ñam ñam
que nervios.
no acabo de ver con que estan hechas esas esculturas
frutas?

Habbo dijo...

EIN?

Peer Hawista dijo...

No sé si son laranjas o mondariñas - los daguerros son de bote - ma páije que del tuesti ése...

crok

Peer Hawista dijo...

"Máxima mordida en el mentón por un foxterrier"



Ambivalencia y semialbacete INTRO de nueso inquebrantista nevador Lalo Bollino

Fox Terry (ER) Ezqu. Rpblcana dijo...

Mucho más que eso

Mow dijo...

Esto es un comintroito de altura. Fórmula recuperada y de lo más efectiva para subir de B a A y dar protagonismo aún mayor a pasajes que lo merecen.

Mow dijo...

Pero no es sólo una recuperación comentarial. Aquí los comments van complementados y completados con nuevas anécdotas de alto calado y temperatura.

Mow dijo...

Que hierva la sangre, que hace mucho frío.

Mow dijo...

Inacabables e inabarcables las aventuras del Borroso.