viernes, 18 de noviembre de 2011

Lordss coronetes nasales


No toba ser, en la taula, el prodigioso musculamen canda luciendo Blaki, con tánato paleo por tós lords ridos, lagos, torrénetes y otros cursos dhabbua de la Cavecania.
Ala cer memórida, pensandon Ana Tomía, avivo el seso y recuerdo que saya citao tamién el pinrel mówico y la cueyigación blasil.
Pero qué micís de lords coronetes nasales?
Hein?
Qué micís?


Bien cerca del Cavo candan, lords jodíos.

Pues resulta que si, sun suponer, paije que no respiras bien y se tocurre ir a B a Otto Rino, val tío y te dice: "tiés hipertrófida de lords coronetes nasales; nos ná: te viés pacá un dida y dlló te los deshipertrofio echando virutas"

Esos lo que pasóme. Y creíme lo que contóme Otto Rino. Y acerquéme esta mañana a su guarida, sita no mu lejos de mi domicílido.
Acompañóme gnoración, quien inquietóse sobremanera al advertir quel dostor se refería a su anterior víctima como "el puto niño".
Una B dentro, aposentéme nun siddión, como de dentista, cauguraba lakke savecinaba.
Armósel galeno duna jeringuidia quintrodújome con sania nel bujiero derecho de la nariz. "La nestesia", argüía. Atacó luego el bujiero izquierdo, con el mismo arguméneto.


Aluego fue cuando trincó un berbiquí letrónico yunas pecie de jolimpu questabal final dun cablecidio
Interrumpióse panchufar unas pantalluelas que tenía pallí alobjeto d'oboservar locacía con su minijolimpu nel interidor de mis fosas nasales.
Momento de gran emoción: "No veo sodio, lards pantadias no jirgan," dicel tido. "La Kelly Mpia hasío; cabrona, labiá matá, mecagon subutta madre" (traduzco como puedo la caterva de hexapruptos (lopongo conache porquiban de seis en seis). Acojonómel vocabulárido empleao por un hipocrático formaon la universidad del Opus, que lhabía visto mi gnoración en la orla.
Pero aún más acojonóme ....
(Dejo de contal, que me okupan el ordeñata)
(Mañana prosiguo)


Cuánado dijo: "lobiá C mirando paeste lao, quene lotro no se B, quelaijabutta la Keelly no sé qué cohones ha hecho".
Total, quintrodújome la minijolimpu. Ví lords pelidios de mi bujiero nasal derecho y más padentro. Paróse e embistió con el berbiquí, cacía un ruido como de torno de dentista, pa extraerme no se qué cabía dentro lords coronetes. Cómo dolía, cagon tó! No obstánate, aguantuve impertérrito, hasta cal final noté comuna quemazón bien dénetro. Ahí ya, grituve: Aaaaaahhhh!
-No te debería de doler con la nestesia
-Pos duele común demoño
-Pos no debería
-Pos duele
-Será que no ta hecho efecto la nestesia
-Pos será eso, porque vaya
-Biá C rápido lotro bujiero, A B sis va mejón

Y no fue mejón. Dolió lo mismo. Vaya tío sádico, carnicero y cabrón.
Le pienso de regalar una botedia deste aguardiente

5 comentarios:

Tito Ba dijo...

Chacho lo que tan hurgao inde napia..!!!

qué creminal el jodío Otto !!!

Habrás pasao lards de Kaín...


No podía haberte dao un ibrupozén, achooooooooooooo?

A qué martirologio nos somete el clan Rino a los súbdidos de Cavecania Nasal...

Tito Ba dijo...

Confío en que ya estés buó, Fiodor Arruebo !!

Tito Ba dijo...

Un abrajo recompositor !!!

Tito Ba dijo...

Viva nuesa tabla jamona...

Vivas tú y toa tu parentella.


Esperamos resolución del relato y de la boteglia en cuanadito puás !!!

Tito Ba dijo...

Muchas intros meto, sí, una miajina monotemáticas y pido disculpas x ser tan cansino, mas, bien es verdad que con tanta mnav. me siento como un Wayavo en 1975.


Aprovecho para cambiarme de nombre una temporadita...

Mesa cava do currir...
achooooooooooooooooo



Rey Wayavo I de Cavecania Zigoñigal


con el permiso de


Wulalio I de Cavecania Zicutanga


y de Mohwu I de Cavecania Zipanga


tóx wisiwóx (visigodo en calbhe)